Print Friendly, PDF & Email

Éxodo 28:3 Y tú hablarás a todos los sabios de corazón, a quienes yo he llenado de espíritu de sabiduría, para que hagan las vestiduras de Aarón, para consagrarle para que sea mi sacerdote.

Acá encontramos las personas que se encargarían de las vestiduras de Aaron el sumo sacerdote, y vemos que ellos tenían características especiales.
Eran sabios de corazón y tenían espíritu de sabiduria.
Podemos observar que esta gente tenia preparación intelectual en lo que debían realizar, osea las competencias técnicas para la función, y también había en ellos entendimiento espiritual de la obra que estaban haciendo.
Es muy importante la preparación para servir a Dios en alguna tarea, pero mas que eso, es fundamental entender desde nuestro espíritu el porque debemos servir a Dios.
La persona sabia de espíritu JAMAS dejará de servir a Dios.

JESÚS ES NUESTRO EJEMPLO DE SERVIDOR

Vamos a observar bajo la revelación del Espíritu Santo como Jesús sirvió a las personas mientras estuvo en la tierra y como lo seguirá haciendo aun en el cielo.
Cuando conocemos como es nuestro Señor, nuestro líder, es ahí donde alcanzamos a entender que nosotros debemos ser imitadores de El. Mientras no se nos revele la esencia de nuestro Señor, que el fue, es y sera alguien con esencia de SERVIDOR, jamas podremos serlo nosotros.

Juan 13:4 y 5 4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.
5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Jesús estando a unas horas de ser entregado para su crucifixión hizo lo que ya estaba acostumbrado a realizar, servir a las personas que lo rodeaban. Se ciño en su cintura la toalla y luego les lavo los pies a sus discípulos.
Mientras se movió en la tierra los registros bíblicos son muchos los que nos enseñan de su labor servicial a las personas.

Mateo 20:28 así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Acá volvemos a ver reflejado como era la relación de Jesús con el servicio hacia las personas.
Ahora hay algo que nos sorprende cuando leemos la palabra y vemos que en el cielo el Señor seguirá sirviendo……. Que no había sido algo pasajero, sino que es parte de El mismo la actitud de servidor.

Lucas 12:37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles.

Acá vemos al Señor en el momento que busca a su Iglesia, ceñido, y cuando nos sentemos a la mesa EL mismo sera quien nos sirva. Esto es SORPRENDENTE.

NOSOTROS DEBEMOS SERVIR COMO EL LO HIZO

1 Pedro 2:5  vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

En el AT el sumo sacerdote tenia en el efod las 12 piedras que representaban a las 12 tribus y estas a la vez a la nación de Israel. El sumo sacerdote cuando entraba al lugar santísimo llevaba esas vestiduras. De esa forma el pueblo estaba en el templo representado por el sumo sacerdote.
Hoy en día nosotros somos esas piedras pero vivas. El espíritu Santo habita en nosotros y debemos crecer como templo del Espíritu dándole prioridad dentro de nuestro corazón.
Es por tal motivo que debemos entregarnos como sacrificios vivos para Dios por medio de Jesucristo que es quien puede hacer posible eso en nuestras vidas.
Somos templo del Espíritu Santo

1 Corintios 6.19 ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

La biblia nos lleva a una verdad muy profunda donde nos muestra que no somos nuestros una vez que hemos entregado nuestras vidas a Dios, sino que somos su propiedad y debemos entregarnos para que con nuestro cuerpo mientras estemos en esta tierra, el haga lo que desea.

Somos servidores de las personas
Marcos 10:43 43 Pero entre ustedes no debe ser así. Más bien, el que quiera ser más importante entre ustedes debe hacerse su siervo. 44 El que quiera ser el número uno entre ustedes debe ser el esclavo de todos.

El gran desafío y el primero, es tomar consciencia de este estilo de vida que nos pide Jesús que tengamos cada uno de nosotros mientras estemos en esta tierra.

Hasta el ultimo día.
El desafío no pasa por tener la reacción de salir a servir (que esta muy bien), sino que pasa por entender desde lo profundo del corazón que debemos ser como es nuestro Señor Jesús.

Tenemos que servir por medio de la oración
Efesios 6:18 Oren y pidan siempre con la ayuda del Espíritu. Manténganse alerta y no dejen de orar por todo el pueblo santo.
La oración es parte de nuestra adoración hacia Dios, pero también es el arma de guerra espiritual que Dios usa para bendecir las ciudades y a las personas.
Cuando nosotros oramos, estamos poniendo en manos Dios los motivos de oración y El opera en forma poderosa en favor de quienes intercedemos.
Estar al servicio de Dios en la oración puede producir transformaciones profundas en las ciudades y naciones. Satanás se opone continuamente a que las personas puedan entrar en interseción en favor de las ciudades y personas.
Nosotros debemos superar esta instancia y lograr tener una vida de servicio a Dios por medio del clamor como Iglesia.
Tu oración puede cambiarle la vida a muchas personas, por eso es tan importante que de 7.30 horas a 8 horas y de 16.30 horas a 17 horas puedas estar orando con la Iglesia por medio de las redes o la radio.

DEBEMOS SERVIR A DIOS CON SANTIDAD
Exodo 28:35 Aarón deberá llevar puesta esta capa cuando oficie como sacerdote. Las campanitas sonarán cuando Aarón entre al Lugar Santo ante el SEÑOR y cuando salga. De esa manera Aarón se librará de la muerte.
Estas campanas son las que mostraban que el sumo sacerdote estaba en santidad. Pero cuando dejaban de oirse era señal que habia muerto la persona por causa del pecado. La santidad es parte fundamental en la vida de un cristiano que sirve a Cristo.

Nuestro interior debe santificarse
Exodo 28:42 Confecciona para ellos ropa interior que los cubra desde la cintura hasta los muslos.
Acá vemos que la vestimenta tenia que cubrir las partes internas. Así es la santidad, cubre el interior de nuestro corazón.
Es muy importante que no estemos haciendo por solo hacer, sirviendo solo por el hecho de servir desde lo externo, con nuestras acciones, descuidando lo interno de nuestros corazones.
Debemos tener santidad interna y santidad externa. Un corazón puro y acciones puras.

Debemos conocer la santidad de Dios
Isaias 6:1 al 8  1 El año en que murió el rey Uzías, vi al SEÑOR sentado en un trono muy alto. Los bordes de su manto llenaban el templo. 2 Sobre él se veían ángeles serafines, con seis alas cada uno. Con dos alas se cubrían el rostro, con otras dos se cubrían los pies y con las otras dos volaban. 3 Ellos se decían el uno al otro: Santo, santo, santo es el SEÑOR Todopoderoso. Su gloria llena toda la tierra. 4 El umbral de las puertas se estremecía debido al sonido de las voces y todo el templo se llenó de humo. 5 Entonces yo exclamé: ¡Pobre de mí! Ya me doy por muerto porque mis labios son impuros, vivo en medio de un pueblo de labios impuros y, sin embargo, he visto al Rey, al SEÑOR Todopoderoso. 6 Entonces uno de los serafines voló hacia mí. Él tenía en su mano un carbón ardiente que había agarrado con unas tenazas de las brasas del altar. 7 Tocó mis labios con él y dijo: Mira, esto ha tocado tus labios; se limpia tu culpa, se perdona tu pecado. 8 Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros?

Entonces yo dije: Aquí me tienes, envíame a mí.
Vemos a Isaías que conoce o se le revela la santidad de de Dios, y desde ese conocimiento puede comenzar a entender que el debía ser igual que su Dios en términos de buscar una vida santificada. Todos nosotros precisamos un encuentro fuerte y poderoso con Dios para conocer su santidad.
Luego de conocer la santidad del Señor y saber que el debía ser de esa misma forma, pudo decir HEME AQUÍ ENVÍAME A MI.

CONCLUSIÓN

Dios esta buscando personas para expandir su reino acá en la tierra. Con las características de servidores santos, dispuestos a dar lo mejor de cada uno.
¿Estas sirviendo a tu prójimo?
¿Estas orando junto con la Iglesia?
¿Te sumaste a la visión de la Iglesia para poder servir con todas tus fuerzas?

 

 

 

Compartí en tus redes sociales!

Comenta!

comentarios