La palabra GLADIADOR viene del latín Gladiator y significa espada.
El mismo gladiador es una espada.
Es una persona que en los juegos públicos de la antigua roma se enfrentaba con otra personas o con algunos animales feroces.
Efesios 6 nos habla de la armadura y de cómo ella debe ser usada.
Pero la característica principal que debemos observar es que menos la espada, toda la armadura es de carácter defensivo y la espada es de carácter ofensivo.

Efesios 6: 10 al 18 La armadura de Dios para el cristiano 10 Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. 11 Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, revestidos con la coraza de la justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz; 16 en todo, tomando el escudo de la fe con el que podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno. 17 Tomad también el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios. 18 Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

1. Cinturón de la verdad

Los soldados de tiempo bíblico llevaban un cinturón de cuero de entre 5 y 15 cm de ancho.
El cinturón del soldado le protegía los lomos o las caderas y le proporcionaba un apoyo para colgar la espada.
Ajustárselo significaba que debía prepararse para la batalla.
Pablo describe esto para que entendamos como deben influir las escrituras en nuestra vida.
Podría decirse que debe rodearnos apretadamente a fin de que vivamos con la verdad y la defendamos en toda ocasión.
La palabra nos libra de falsos razonamientos y nos permite tomas buenas decisiones.

2. Coraza de la Justicia

Esta justicia no se refiere a las obras de justicia hechas por los hombres aunque éstas ciertamente son una buena cobertura de protección, cuando las usamos contra los reproches y acusaciones que sufrimos a manos del enemigo.
Se trata de la justicia de Cristo, imputada a nosotros por Dios y recibida por fe, la cual guarda nuestros corazones contra las acusaciones y cargos de Satanás, y protege nuestro ser interior de sus ataques.

3. Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz

Habla de la preparación de los pies para el conflicto espiritual.
El soldado moderno necesita prestar particular atención a sus pies, tanto como lo hacía el soldado en la antigüedad, donde algunas veces el enemigo ponía peligrosos obstáculos en el camino de avanzada de los soldados. Esto se parecía mucho a las minas de hoy.
La idea de la preparación con el evangelio de la paz, sugiere que necesitamos avanzar dentro del territorio de Satanás con el mensaje de gracia tan esencial para ganar almas para Cristo.
Satanás tiene muchos obstáculos colocados en el camino, para detener la propagación del evangelio.

4. Escudo de la fe

Hace inefectivo el ataque de Satanás de sembrar dudas respecto a la fidelidad de Dios y Su Palabra.
Nuestra fe de la que Cristo es el autor y consumador

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Es como un escudo de oro, precioso, sólido; como el escudo de poderosos guerreros, por el cual grandes cosas son logradas, y por medio del cual, el creyente no sólo repele, sino que también nos conquista al enemigo.

5. Yelmo de la Salvación

Cubre la cabeza, es para mantener protegida la parte más crítica del cuerpo. Podríamos decir que nuestra manera de pensar necesita ser preservada.
La cabeza del soldado estaba entre las partes más importantes por proteger, ya que sobre ella podían descargar los golpes más mortales, y es la cabeza la que ordena sobre todo el cuerpo.
La cabeza es el asiento de la mente, la cual, cuando ha sido guardada por la segura “esperanza” del Evangelio para la vida eterna, no recibirá falsa doctrina, o dará lugar a las desesperantes tentaciones de Satanás.
La persona no salva, carece de la esperanza de protección contra los embates de la falsa doctrina, porque su mente es incapaz de discernir entre lo verdadero y lo falso.

6. Espada del Espíritu que es la palabra de Dios

7. Mientras que todo lo demás es de naturaleza defensiva, aquí está la única arma ofensiva que es la armadura de Dios.

8. Habla de la santidad y el poder de la Palabra de Dios.

9. No es concebible un arma espiritual más grande que ésta.

10. En las tentaciones de Jesús en el desierto, la Palabra de Dios fue siempre Su poderosa respuesta a Satanás.

11. ¡Qué bendición es, que esa misma Palabra esté a nuestra disposición!

Conclusión

Claramente que el conflicto con Satanás es espiritual, y por lo tanto ninguna arma material puede ser empleada con efectividad contra él y sus demonios.
David como vimos la semana anterior erradica al gigante con la espada.

Trabajemos juntos

La palabra de Dios debe impactar diariamente nuestros corazones.
Hagamos la tarea de leer en esta semana el libro de Miqueas.
Son 7 capítulos
Leamos un capitulo por día
En la próxima casa de bendición traigamos escrito lo que el Señor nos ministro de cada capitulo
Tendremos un espacio de 15 minutos en la siguiente casa de bendición para que todos puedan presentar las lecturas realizadas

 

Descargar PDF Descargar PPT

 

Comenta!

comentarios