Print Friendly, PDF & Email

José tenia 17 años cuando sus hermanos lo venden a los Ismaelitas como esclavo. En este momento comenzaba en la vida de este muchachito el camino hacia su misión. El no tenia ni idea de lo que le deparaba en el futuro, tan solo sabia que debía sobrevivir un día tras otro.
En la vida hay caminos que jamas entenderemos con nuestra capacidad analítica, porque solo Dios sabe el porque debemos pasar por ciertos momentos y lugares.

JOSÉ ES VENDIDO COMO ESCLAVO A POTIFAR

Génesis 39:1 al 23 Pues bien, los ismaelitas llevaron a José a Egipto. Allí se lo vendieron a un egipcio llamado Potifar, que era jefe de la guardia del faraón y funcionario de la corte. 2 Pero Jehová estaba con José. Así que le fue bien, y su amo, el egipcio, lo puso como encargado de su casa. 3 Su amo se dio cuenta de que Jehová estaba con José y de que Jehová se encargaba de que le saliera bien todo lo que hacía.4 José siguió ganándose el favor de Potifar y se convirtió en su ayudante personal. Así que Potifar lo puso a cargo de la casa y de todo lo que tenía. 5 Desde el momento en que lo puso a cargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová empezó a bendecir la casa del egipcio debido a José. Jehová bendijo todo lo que él tenía en la casa y en el campo.
. Las actitudes de José eran de extrema responsabilidad y no puso su mirada en la injusticia que estaba viviendo, solo sabia que Dios estaba en el asunto.
. Dios bendice a las personas responsables.
. Todo el entorno de José fue bendecido por la presencia de Dios en el.

2 Samuel 6:11 Por tres meses permaneció el arca del SEÑOR en la casa de Obed-edom geteo; y bendijo el SEÑOR a Obed-edom y a toda su casa.

JOSE ES ACUSADO FALSAMENTE

Génesis 39:6 al 20 6 Al final, Potifar dejó al cuidado de José todo lo que tenía. No tenía que preocuparse de nada, únicamente de lo que quería comer. Además, José se convirtió en un joven fornido y atractivo.7 Entonces la esposa de su amo empezó a fijarse en José y a decirle: “Acuéstate conmigo”. 8 Pero él se negaba y le decía a la esposa de su amo: “Mira, mi amo no se preocupa de nada de la casa porque me tiene a mí, y me ha confiado todo lo que tiene. 9 No hay nadie con más autoridad que yo en esta casa. Y él ha puesto todo a mi disposición excepto a ti, porque eres su esposa. Así que ¿cómo podría yo hacer algo tan malo y de hecho pecar contra Dios?”. 10 Ella insistía día tras día, pero José nunca aceptaba acostarse con ella ni quedarse con ella. 11 Sin embargo, uno de los días en que entró en la casa a hacer su trabajo no había ningún sirviente dentro. 12 Entonces ella lo agarró por la ropa y le dijo: “¡Acuéstate conmigo!”. Pero él salió huyendo y dejó su ropa entre las manos de ella. 13 Cuando ella vio que José había salido huyendo y que había dejado la ropa entre sus manos, 14 ella se puso a llamar a gritos a los hombres de la casa y les dijo: “¡Miren! Ese hebreo que nos trajo mi esposo ha querido reírse de nosotros. Intentó acostarse conmigo, pero yo me puse a gritar con todas mis fuerzas. 15 Y, tan pronto como oyó que levantaba la voz y me ponía a gritar, salió huyendo y dejó su ropa junto a mí”. 16 Luego colocó la ropa de él a su lado y esperó a que el amo de José regresara a la casa.17 Entonces ella le contó a Potifar la misma historia. Le dijo: “El siervo hebreo que tú nos trajiste ha querido reírse de mí. 18 Pero, tan pronto como levanté la voz y me puse a gritar, salió huyendo y dejó su ropa junto a mí”. 19 Cuando el amo de José oyó que su esposa le decía “Tu siervo me hizo esto y aquello”, se puso muy furioso. 20 Así que el amo de José lo agarró y lo metió en la prisión donde se encerraba a los presos del rey. Y José se quedó encerrado en prisión.

. Una falsa acusación era la herramienta que Dios usaría para continuar con el tratamiento de José.

Marcos 4:22 Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.

¿De donde sacamos fuerzas para guardar nuestras vidas en santidad?
Salmo 119:9 al 11 9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. 10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. 11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti.

JOSE EN LA CÁRCEL

Génesis 39:21 al 23 21  Pero Jehová continuó con José. Siguió mostrándole amor leal e hizo que tuviera el favor del jefe de la prisión. 22 Por eso, el jefe de la prisión puso a José a cargo de todos los presos que estaban encerrados allí. José era el encargado de que ellos realizaran todo lo que tenían que hacer. 23 Y el jefe de la prisión no se preocupaba de nada de lo que había puesto al cuidado de José, porque Jehová estaba con José y Jehová se encargaba de que le saliera bien todo lo que hacía.

José interpreta el sueño del copero.
Génesis 40:9 al 13 9  El jefe de los coperos le contó su sueño a José. Le dijo: “En mi sueño había una vid delante de mí 10  que tenía tres ramitas. La vid echó brotes, floreció y produjo racimos de uvas maduras. 11 Yo tenía la copa del faraón en la mano. Así que agarré las uvas y las exprimí en la copa del faraón. Después le di la copa al faraón”. 12 Entonces José le dijo: “Esta es la interpretación de tu sueño. Las tres ramitas son tres días. 13  Dentro de tres días, el faraón te pondrá en libertad y te devolverá a tu puesto. Volverás a darle la copa al faraón como antes, cuando eras su copero.

. José interpreta el sueño del panadero.
Génesis 40:16 al 19 16 Cuando el jefe de los panaderos vio que José había interpretado algo bueno, le dijo: “Yo también estaba en mi sueño y tenía tres canastas de pan blanco sobre la cabeza. 17 En la canasta de arriba había todo tipo de productos horneados para el faraón, y las aves se los comían de esa canasta”. 18 Entonces José le explicó: “Esta es la interpretación de tu sueño. Las tres canastas son tres días. 19  Dentro de tres días, el faraón te cortará la cabeza y te colgará en un madero, y las aves se comerán tu carne”.

CONCLUSIÓN

José estaba siendo preparado para interpretar los sueños del faraón de Egipto.
La cárcel fue necesaria porque despertó potencialmente la comunión de José con Dios.

 

Compartí en tus redes sociales!