Print Friendly, PDF & Email

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

En la edad media se creía que iba a ser el fin de la raza humana por la pandemia de la viruela. No había ninguna fuerza para contrarrestarla, y por causa de la misma, fue abierto el umbral de la muerte del mundo. En ese entonces un médico ingleś , a través de la vacunación descubierta en Génova, salvó a la raza humana y erradicó totalmente esa enfermedad del mundo. Aplicándose el suero y adquiriendo la inmunidad la viruela pudo ser exterminada del mundo.
Hoy en día hay tenemos muchas vacunas que nos colocan cuando somos pequeños y nos ayudan a lograr la inmunidad de muchas pestes que andan en el medio ambiente.
No se puede conseguir una vida exitosa, solo con la resistencia de la carne hacia las enfermedades, o siendo fuertes físicamente, o teniendo capacidad de hacer recursos, etc; debemos tener un corazón fuerte, e inmune a toda obra de satanás.
Existen muchas personas que atacan tu alma, gente que te roba, defrauda, engaña, etc y desgarran tu corazón. No podemos tener éxito sólo teniendo resistencia externa, siendo trabajadores, fuertes para pelear, fuertes contra la enfermedad, debemos aprender a ser fuertes por dentro, en nuestros corazones. La inmunidad y la resistencia interna que debemos llevar es sumamente importante para poder llegar hasta el final de nuestras objetivos en la vida. En este mundo no hay solo un virus que trata de matar nuestro cuerpo, sino también nuestro corazón.

LAS CRISIS DEBEMOS SUPERAR NUESTRAS DEBILIDADES INTERNAS
El pecado es el que corrompe el carácter de los seres humanos. Cuando el pecado toma control de una persona, esta se corrompe llegando a realizar toda clase de acciones inmorales que afectan su vida interior dejando profundas marcas.
Cuando las comunidades tienen lideres inmorales por causa del pecado, es el momento en que comenzamos a tener los mayores dolores de cabeza y tiempos de decadencia social.
Hoy en día, la raza humana esta metida en una levadura de pecado que la sigue corrompiendo. Cualquier organización, país, sociedad, grupo, o vida personal, se destruye al entrar el pecado, y dentro de poco esa levadura lograra que se descomponga mas la sociedad, al menos que tengamos una fuerte intervención de la Iglesia.

Santiago 1:14 y 15 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Es muy importante luchar contra el pecado por medio de la palabra de Dios, para que de esa forma podamos alcanzar la liberación del corazón, logrando una vida llena de santidad.
El pecado es el mayor enemigo de la personas y de las sociedades. Este es el problema mas serio que posee la raza humana, ya que a travéz del pecado viene la corrupción y la muerte. Si una persona no posee inmunidad contra el pecado, queda prisionero del mismo, y nunca se sabe cual será el final.
Historias de las consecuencias del pecado:
. En la India una abuela vendió a su nieto de tres meses, lo hizo porque no podía criarlo de pobre que era ella. La madre del bebe se lo había dejado a la abuela y el padre del niño había huido. En la India compran a los niños y les cortan las piernas o algún brazo para que pidan limosna, el nivel de maldad es aterrador.
. En cierra chica los 12 apóstoles mataron personas y las comieron en empanadas, jugaban a la pelota con cabeza de los muertos, cremaban a las personas en el horno de la panadería.
. Vemos en el mes de marzo en plena pandemia a personas de la secretaria de desarrollo social de la nación comprando con sobre precios los alimentos para los pobres, teniendo ganancias para sus propios bolsillos de millones de pesos.
. Políticos que le ofrecen a la gente planes y les piden que les dejen un porcentaje para ellos.

LAS CRISIS DEBEMOS SUPERAR EL ESPÍRITU DEL MUNDO

1 Juan 2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
El mundo esta gobernado por Satanás. El mismo hace que el hombre quede prisionero de todo esto. La fuerza del mundo es avasalladora y destruye, tal es asi que la depresión mata a muchas personas en silencio y antes de morir ya están como muertos sin que nadie lo sepa. En este momento unas 350 millones de personas padecen de depresión. Cada año terminan con su vida cerca de 800.000 personas, siendo la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años.
El mundo le ofrece a las personas toda clase de “EXITISMO” y hace que corran detrás de una zanahoria que los lleva a su muerte. Asi como el hunter corre dentro de una rueda sin parar, sin alcanzar absolutamente nada, sino solo agotarse hasta morir, nos ocurre cuando corremos detrás de la fama, el dinero, el poder, etc. y ponemos el llamado del Señor en segundo o tercer lugar.
El Ingles Milton decía: La mente tiene su propia función, y en ella puede hacerse del infierno un cielo, o del cielo un infierno.
Cuando se corre detrás de todo lo que el mundo nos ofrece, es el momento en que empezamos a dejar el cielo que esta en nuestra mente, el disfrutar diario, la paz de la vida. Y es ahí donde todo se convierte en un infierno por el solo hecho de que debemos correr por expectativas que estan totalmente fuera de la voluntad de Dios para nuestras vidas.
En el momento en que nos desenfocamos dejamos de cuidar nuestro corazón y esa depresión silenciosa es la que nos empieza a envolver. Se dice que los que padecen depresión contraen como consecuencias osteoporosis, problemas cardiacos, diabetes, cáncer, y hasta enfermedad senil.
El maestro especialista en enfermedades mentales, Tuasti Evans, de la Universidad de Pensilvania dice que los estudios han demostrado que la depresión, el cáncer, el SIDA, las enfermedades cardiacas, la diabetes, la osteoporosis, epilepsias, convulsiones, parquinsonismo, y toda otra clase tiene un canal directo en el ambiente donde vive la persona y su manera de gestionar la vida. Es fundamental cuidar el corazón.
La fuerza de este espíritu del mundo ataco a Adán y Eva llevándolos a caer. La consecuencia fue la pobreza y la miseria por estar alejados de Dios y sumergidos en el pecado.

Génesis 3.17 y 18 17Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.

Vemos como el pecado del ser humano hizo que primero la muerte, la enfermedad y la pobreza ingresen a la tierra.
Mientras los seres humanos sigan siendo dirigidos por este espíritu del mundo, siempre tendremos crecimiento de las maldiciones en la tierra. Pero cuando hay personas redimidas por la sangre de Jesús, es el momento en que con sus acciones correctas, integras, empiezan a sanar la tierra donde están.
Si deseamos una Nación bendecida por el Señor, es importante que hombres y mujeres con una conducta que agrade a Dios como lo fueron Daniel, José, Esther, etc. puedan ser quienes comiencen a estar en los lugares donde se toman las decisiones.

CONCLUSIÓN

El mundo se está convirtiendo en un lugar muy difícil de vivir. Problemas meteorológicos, terremotos, tornados, robos, drogas, muertes por suicidio, asesinatos, violaciones,etc que traen desestabilización permanente convirtiendo a la tierra en un lugar cada vez más difícil para vivir.
Todo esto es por la degeneración del hombre.
Tenemos que reponernos de todo esto, ¿pero de dónde vamos a sacar fuerzas?
Las fuerzas vendrán de Dios y de su Iglesia para poder sanar todo lo que se va quebrando en medio de la humanidad.

Eclesiastes 1:2 y 3 2 Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad. 3 ¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol?

Todo en la vida resulta ser vanidad de vanidad, MENOS EL PROPÓSITO DE DIOS EN NOSOTROS.
Nuestro propósito edifica la obra de Dios en la tierra y hace retroceder el mal.

 

Compartí en tus redes sociales!

Comenta!

comentarios