¡Volvé a disfrutar el culto aquí!

El dolor provocado por el amor, nos mueve a la acción que construye y transforma realidades.

INTRODUCCIÓN

Los muros de Jerusalén siguen destruidos y  Nehemías tiene una carga muy alta con mucho dolor y tristeza por lo que está pasando en la ciudad de sus antepasados.
Ya habían pasado 152 años desde que Jerusalén había sido destruida por Nanodosor.
Nehemías 1:1 al 4 1 Palabras de Nehemías hijo de Hacalías. Aconteció en el mes de Quisleu, en el año veinte, estando yo en Susa, capital del reino, que vino Hanani, uno de mis hermanos, con algunos varones de Judá, y les pregunté por los judíos que habían escapado, que habían quedado de la cautividad, y por Jerusalén. Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.
Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos.

Este dolor fue lo que puso una carga muy alta en el corazón de Nehemías y lo llevo a trabajar sobre la edificación de los muros de Jerusalén. 
 
NEHEMÍAS ROGÓ A DIOS

Nehemías 1:5 al 6 (a) Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos;
–          Se humilló delante de Dios con oración y súplica.
–          Le rogó que aplique la misericordia (Significa que no les dé el castigo que se merecen).
–          De dia y de noche estaba orando a Dios con perseverancia. Clamaba por su país.
 
NEHEMÍAS CONFESÓ LOS PECADOS

Nehemías 1:6 (b) al 7 y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo.
–          No solo hablo de los pecados del pueblo actual, sino de los antepasados.
–          Los cielos se habían cerrado sobre la Nación de Israel y el pedido de perdón podía producir la apertura de los mismos.

1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.
 
LA RECONSTRUCCIÓN TRAJO RESISTENCIA
Nehemías 2:17 al 19 17 Les dije, pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio. 18 Entonces les declaré cómo la mano de mi Dios había sido buena sobre mí, y asimismo las palabras que el rey me había dicho. Y dijeron: Levantémonos y edifiquemos. Así esforzaron sus manos para bien. 19 Pero cuando lo oyeron Sanbalat horonita, Tobías el siervo amonita, y Gesem el árabe, hicieron escarnio de nosotros, y nos despreciaron, diciendo: ¿Qué es esto que hacéis vosotros? ¿Os rebeláis contra el rey?
–          La acción de reconstrucción produce resistencia automática.
–          La clave pasa por no amedrentarse y seguir el camino por el cual se decidió andar.
–          Todo el capitulo 3 habla de la reconstrucción que llevaron adelante los Israelitas.
–          Lo hacían por fases y en familia.

Nehemías 4:1 al 3 Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera, e hizo escarnio de los judíos. Y habló delante de sus hermanos y del ejército de Samaria, y dijo: ¿Qué hacen estos débiles judíos? ¿Se les permitirá volver a ofrecer sus sacrificios? ¿Acabarán en un día? ¿Resucitarán de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas? Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará.
 
EL PUEBLO TUVO ÁNIMO Y SE ESFORZÓ
Nehemías 4:4 al 6 Oye, oh Dios nuestro, que somos objeto de su menosprecio, y vuelve el baldón de ellos sobre su cabeza, y entrégalos por despojo en la tierra de su cautiverio. No cubras su iniquidad, ni su pecado sea borrado delante de ti, porque se airaron contra los que edificaban. Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar.
–          Nehemías presentó delante de Dios esta causa para les caiga el juicio de Dios.
–          La oración y las declaraciones positivas produjeron buen ánimo en el pueblo.

Nehemías 4:19 al 23 19 Y dije a los nobles, y a los oficiales y al resto del pueblo: La obra es grande y extensa, y nosotros estamos apartados en el muro, lejos unos de otros. 20 En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta, reuníos allí con nosotros; nuestro Dios peleará por nosotros. 21 Nosotros, pues, trabajábamos en la obra; y la mitad de ellos tenían lanzas desde la subida del alba hasta que salían las estrellas. 22 También dije entonces al pueblo: Cada uno con su criado permanezca dentro de Jerusalén, y de noche sirvan de centinela y de día en la obra. 23 Y ni yo ni mis hermanos, ni mis jóvenes, ni la gente de guardia que me seguía, nos quitamos nuestro vestido; cada uno se desnudaba solamente para bañarse.
–          El ánimo, el esfuerzo y la oración son la combinación más poderosa que puede tener un cristiano.
 
CONCLUSIÓN
Nehemías 6:15 al 16 15 Fue terminado, pues, el muro, el veinticinco del mes de Elul, en cincuenta y dos días. 16 Y cuando lo oyeron todos nuestros enemigos, temieron todas las naciones que estaban alrededor de nosotros, y se sintieron humillados, y conocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra.
–          Lo que se propusieron reconstruir lo pudieron hacer.
–          Una visión poderosa potencia la vida de cualquier persona.