¡Volvé a disfrutar el culto aquí!

La conquista exige guerra espiritual, pero también la reconstrucción de todo lo que el enemigo destruyó.
La conquista exige guerra espiritual, pero también la reconstrucción de todo lo que el enemigo destruyó.

INTRODUCCIÓN:

Casi 50.000 personas hacen el largo viaje de Babilonia a su tierra. Pero cuando llegan, Jerusalén es solo una gran ruina, nadie vive ahí. Los israelitas tienen que construirlo todo de nuevo.
Cuando llegan a Jerusalén, lo primero que hacen es un altar para hacer las ofrendas y sacrificios a su Dios.
 
EL ENEMIGO QUIERE PONER MIEDO PARA QUE SE DETENGAN

Esdras 7:10-16
La reconstrucción del templo, del altar de adoración hacia Dios, provocó el levantamiento de hombres que estaban dominados por la maldad.
–          Siempre que desees restaurar tu altar para con el Señor vas a tener desafíos y batallas espirituales que intentaran frenar tu entrega.
–          Enviaron cartas al rey Darío para que detuviera la obra, y que investigara si era cierto que Ciro había dado la orden de la reconstrucción.
–          Esta gente hizo frenar la obra hasta que Darío confirmo la reconstrucción del templo.
 
LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA DE DIOS EN UN HOMBRE

Pasan 48 años de la terminación del templo, y la ciudad el templo de Dios parece abandonados, la nación Israelita esta empobrecida.
Esdras es levantado para transformar la realidad que estaba viviendo Israel.


CONCLUSIÓN

Lo que debemos reconstruir en nuestras vidas no es nada fácil, pero si nos comprometemos con la palabra de Dios, eso nos asegura que la bendición del cielo abrirá las puertas en nuestro favor.
La reconstrucción tiene sus bases en la Palabra de Dios, en la Biblia, como dice en Pedro 1.19 «Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones»