¡Volvé a mirar el culto aquí!

«Ver las cosas con los ojos de Dios, nos permite hacer de lo sobrenatural nuestra realidad»

INTRODUCCIÓN:

1 Pedro 4:12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese.

Esta carta fue escrita a los cristianos de Asia menor que eran sometidos a diversas pruebas y rechazos.

  • No se sorprendan por las pruebas.
  • No es algo extraño, sino algo normal y necesario en la vida de los cristianos.

LA PRUEBA Y EL SUFRIMIENTO TIENEN UN EFECTO PURIFICADOR

1 Pedro 1:6 al 8 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

  • La prueba dura un poco de tiempo.
  • La aprobamos y pasamos o la desaprobamos y la repetimos.
  • Ser afligidos.
  • En la aflicción es cuando mas aprendemos a depender de Dios.
  • La fe debe crecer en nuestra vida para que siempre confiemos en que el jamás nos dejará solos.
  • En la prueba debe ser glorificado Jesucristo y no el ser humano.

EN LAS PRUEBAS CRECER EL ESPÍRITU SANTO EN NOSOTROS

Juan 3:30 Es necesario que Él crezca, y que yo disminuya.

  • Para hacernos mas pequeños necesitamos estas dosis de pruebas.
  • Porque los éxitos pueden dañar el corazón y torcerlo.

Efesios 4:22 que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos,

«La prueba debe llevarnos a despojarnos de los deseos pecaminosos de la carne y de esa manera de vivir, para ser como Cristo en cada actitud»

Diego Touzet

Gálatas 5:16 y 17 16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

CONCLUSIÓN

  • Cada prueba debe constituirse en una bendición.
  • Me debe ayudar a confiar en Dios.
  • Me debe mostrar en que debo cambiar.